El boletín Titus Brandsma es una pubblicación bianual de la Comisión Internacional de Justicia Paz e Integridad de la Creación. Está editado por Antonio Silvio da Costa Junior, O. Carm., Secretario de la Comisión.

CITOC

n. 3   julio - septiembre 2005


Solidaridad profética
La solidaridad requiere estar basados en la justicia y el respeto por la dignidad humana

Las noticias diarias no son buenas para nadie. Nos presentan algunas guerras y destrucciones que son consecuencia de los intereses de las potencias de este mundo. Presentan como justicia la violencia de las guerras, como paz la sumisión alcanzada en acuerdos ideológicos. Los hechos que no son noticia son, sin embargo, más graves. No tienen espacio en los Telediarios, ni siquiera en los titulares que aparecen en los periódicos. Estos hechos son la muerte de miles y miles de personas, niños, mujeres y hombres, víctimas de una inconcebible pobreza la cual es fruto, a su vez, de la violencia política y económica e ideológica. Una violencia belicista o terrorista, en todo caso indiferente de la suerte de los pobres, casi siempre gente común, de color " no blanco".

Cuando hay atenciones de las grandes potencias mundiales son debidas a intereses económicos y de explotación de los recursos naturales, o bien por miedo a las revueltas de los pobres. Una atención que va dirigida siempre más a la necesidad de proteger a los países ricos y acomodados. De hecho, las ayudas son siempre insuficientes, como atestiguan todos los indicios económicos, sociales y humanos.

En la Biblia Dios se muestra defensor de los pobres, de los huérfanos, de las viudas y de los extranjeros. Los profetas son su voz y las acciones de los justos y de las justas son las acciones de Dios en medio de su pueblo. Pero la obra cumbre de Dios es la acción de su Hijo Unigénito que pasa su vida haciendo bien todas las cosas.

En la homilía inaugural de su pontificado, Benedicto XVI nos presenta una importante y paradigmática reflexión sobre cómo Dios se siente movido en primer lugar por la salvación de los pobres y oprimidos. Dios no ha usado los instrumentos de los poderosos. Cristo no se rinde ante el extravío de la humanidad herida por la violencia del pecado. "El no puede abandonar a la humanidad en semejante condición miserable.

Se pone en camino, abandona la gloria del cielo para encontrar a la oveja perdida y perseguirla, incluso en la cruz. La carga sobre sus espaldas, lleva nuestra humanidad, nos lleva a nosotros mismos. El es el buen pastor que da su vida por las ovejas...El pastor de todos los hombres, el Dios viviente, se hace él mismo cordero, mensajero de parte de los corderos , de aquellos que son pisoteados y matados. Realmente Él se revela como el verdadero pastor. ‘Yo soy el buen pastor... doy mi vida por las ovejas’, dice Jesús de sí mismo ( Jn 10, 14 s.). ¡No es el poder el que redime sino el amor! Este es el signo de Dios: Él mismo es amor. Cuántas veces quisiéramos que Dios se mostrase más fuerte. Que Él golpeara duramente, derrotara el mal y crease un mundo mejor. Todas las ideologías del poder se justifican así, justificando la destrucción de lo que se opone al progreso y a la liberación de la humanidad. Nosotros sufrimos por la paciencia de Dios. Y, a pesar de todo, todos tenemos necesidad de su paciencia. El Dios, que se ha hecho cordero, nos dice que el mundo es salvado por el Crucificado y no por los crucificadores. El mundo es redimido por la paciencia de Dios y destruido por la impaciencia de los hombres".

El Señor ha hecho del carisma carmelita una gran obra para su iglesia. Muchos personajes en las más variadas ocasiones históricas, han testimoniado la fuerza de este carisma como operador de justicia y paz. La eficacia del carisma carmelita contemplativo de la Orden del Carmen, que hace que hombres y mujeres busquen al Dios que se manifiesta solidario con los pobres ( cf. "El Dios de nuestra contemplación"), es una respuesta también para nuestro tiempo. Nosotros carmelitas, hombres y mujeres, consagrados y laicos, somos los portadores de este carisma hoy. Somos la arcilla profética que el Espíritu Santo modela. Es suficiente tener el coraje de dejarse cambiar.

La colaboración con los países y los pueblos pobres pide una solidaridad basada en la justicia y en el respeto a la dignidad humana de los pobres y de sus propias culturas. Nosotros, que formamos una gran Familia presente en todos los continentes, debemos ofrecer una especial atención solidaria. Es nuestra consagración religiosa en la pobreza y nuestra opción preferencial por los pobres la que exige de nosotros una solidaridad activa, fundada en los principios de justicia y paz de la Biblia y en la doctrina social de la iglesia.


Presencia Carmelita en el Foro Social Mundial en Brasil

En la edición 2005 del Foro Social Mundial en Porto Alegre, Brasil, estuvieron presentes 8 carmelitas. Los Foros Sociales en sus ediciones Mundiales, Regionales y Temáticas, son ahora un movimiento social con iniciativas propuestas como la superación de la globalización presentada en clave neoliberal, y solicitamos una globalización basada en la solidaridad, la democracia, la búsqueda de la paz por la desmilitarización, el desarrollo sostenible, el respeto de los derecho humanos y de las diversas culturas y pensamientos y también por el diálogo inter-religioso y el compartir la propia espiritualidad. La presencia de diversos grupos y familias religiosas se va haciendo más masiva. Ello demuestra la sintonía de los propósitos del Foro Social con las expectativas e iniciativas de esos grupos católicos.


Los carmelitas abordan el escándalo de los niños soldados en el Foro Social Mundial

En la edición 2005 del Foro Social Mundial en Porto Alegre, Brasil, bajo la inscripción de la Comisión Internacional de Justicia y Paz de la Orden del Carmen, y con el apoyo de la Curia General Carmelita, fue presentado el tema "Más niños amados menos niños armados", en el área de concentración por la paz y la desmilitarización. El P. Antonio Silvio da Costa Junior, P. Chelo Debí y P. Dundji Bagave Maknova, presentaron el problema de los niños soldados en la RD del Congo y las soluciones presentadas por la comunidad carmelita, como la acogida e integración familiar y cultural de los niños con atención particular a la educación y a la solidaridad.

Los niños involucrados en guerras y alistados como soldados indican la crueldad de la globalización que, por intereses económicos y políticos, se muestra indiferente o poco actuante ante los problemas de esta envergadura. La lógica de la globalización, conducida por los intereses económicos, promueve la exclusión social y, de ahí, se siguen las consecuencias más graves para la vida de los pobres. La muerte de los pobres y la indiferencia ante la misma, es la forma extrema de exclusión social que afecta, en este caso, a los niños pobres y a sus familiares. El caso de la RD del Congo y la solución aportada por los carmelitas, a través de otros grupos comprometidos con la Justicia y Paz, es una paradigma para leer el fenómeno de los niños armados en otras muchas partes del mundo.

La presentación fue seguida con interés por los presentes y se llegó al acuerdo de dejar hablar a los africanos de África en un foro internacional.


Próximo encuentro de la Comisión Internacional de Justicia y Paz

La próxima reunión de la Comisión Internacional de Justicia y Paz tendrá lugar en Curitiba, Brasil, junto al monasterio Monte Carmelo. Este monasterio acoge a una comunidad carmelita particular con frailes y laicos, comprometida en la recuperación de personas drogodependientes y en vías de reinserción social.

La experiencia del año pasado de tener la reunión en la República Democrática del Congo nos ha hecho optar por esta elección. Queremos encontrarnos con la Familia Carmelita implicada en situaciones concretas y conocer sus compromisos en el campo de la Justicia y Paz. En agosto de 2005, en Curitiba, deseamos reflexionar sobre la Regla y espiritualidad carmelita al servicio de la Justicia y Paz y la inclusión social. Los tres primeros días los pasaremos en reuniones con la comunidad del monasterio Monte Carmelo, con los frailes carmelitas y grupos laicos, que, inspirados en la Regla o en la espiritualidad carmelita, asumen compromisos concretos de justicia y paz.


Publicado el primer libro de la colección Zelo Zelatus

Ha sido publicado el primer número de la colección "Zelo Zelatus": "A PRÁCTICA LIBERTADORA DE JESÚS" ("La práctica libertadora de Jesús"), cuyo autor es el P. Carlos Mesters. El librito puede ser solicitado a través de la Secretaría de Justicia y Paz de la Orden, por correspondencia al P. Antonio Silvio da Costa Junior, Via Giovanni Lanza, 138. 00184 Roma, Italia. O por e-mail: cijpoc@ocarm.org . Esta colección ha sido propuesta como un instrumento de formación y reflexión sobre el compromiso de Justicia y Paz como algo connatural a nuestro carisma y espiritualidad carmelita. Las publicaciones están escritas en la lengua original del autor y pueden ser libremente traducidas, publicadas y usadas por los grupos de justicia y paz. Sólo pedimos que nos indiquen la fuente y que envíen a la Secretaría de Justicia y paz de la Orden Carmelita una copia impresa y digital. Las traducciones y propuestas de uso de la Orden estarán disponibles en la página web de Justicia y Paz de la Orden: http://www.ocarm.org

Dentro de poco se publicarán nuevos libritos sobre el tema de las órdenes mendicantes, mujeres y espiritualidad.


Varios encuentros en relación a Justicia y Paz

Varios encuentros de los carmelitas en el mundo ponen de manifiesto el compromiso de las provincias o grupos de carmelitas con la Justicia y Paz. Resaltamos el compromiso de tres grupos carmelitas: 1) la Familia Carmelita del Nordeste de Brasil con los trabajos y comunicaciones sobre organizaciones del "Carmelo Solidariedade". Hermanos, hermanas y laicos y laicas carmelitas se reúnen regularmente para estudiar datos de la realidad y la respuesta posible a los retos de la pobreza y de la injusticia; 2) el encuentro de la Familia Carmelita en Indonesia para organizar una ONG en un grado de ser un verdadero testimonio evangélico de compromiso de Justicia y Paz; 3) las monjas carmelitas de Carpineto Romano, después de una reflexión comunitaria, han decidido comprometerse con momentos específicos de oración comunitaria para el compromiso de Justicia y Paz de la Familia Carmelita, además de tener oración pública en la iglesia del monasterio de Santa Anna como llamada a los fieles al compromiso de Justicia y Paz, sobre todo a la tolerancia y acogida de los inmigrantes, con frecuencia de otras confesiones religiosas. 4) La Provincia Italiana ha prometido un día de reflexión de la Familia Carmelita para el estudio del tema de la Justicia y Paz en Sassone, con la presencia del P. Antonio Silvio y P. Carlos Mesters.

 



VOLVER A EL INDICE POR 2005  |  VOLVER A EL INDICE PARA ESTE NUMERO

 

INDICE DE LOS SITIOS WEB CARMELITAS
carmelites.info  |  carmelitas.info  |  carmelitani.info