n. 4   julio - agosto 2002
 


.

CONSAGRACIÓN Y BENDICIÓN DE LA IGLESIA Y CONVENTO DE LOS CARMELITAS EN RUMANIA

El 3 de agosto 2003, Mons. Petru Gherghel, Obispo de Iasi (Rumania) consagró la iglesia dedicada a la Virgen del Carmelo y al profeta Elías y bendijo el Centro de Espiritualidad de los Carmelitas en Luncani (Rumania), construido por la Prov. Carmelita Italiana bajo la guía del P. Tiberio Scorrano. Estuvieron presentes Mons. Aurel Perca, Ob. Auxiliar; el Rvmo. P. General, Joseph Chalmers; el Consejero para el Mediterráneo, Rafael Leiva Sánchez; el Prior Provincial de la Prov. Italiana, Claudio Bellotti; la Superiora General de las Hermanas Carmelitas Misioneras de Sta. Teresa del Niño Jesús (Santa Marinella, Italia), Sor Beatrice Minieri; la Hna. Provincial, Sor Donatella Cappello; religiosos carmelitas de la Prov. Italiana (entre los cuales numerosos rumanos); el Párroco Ortodoxo de Luncani; el Sr. Alcalde; numerosos religiosos y religiosas (entre los cuales un carmelita descalzo y carmelitas descalzas); numerosos sacerdotes, entre ellos D. Petru Mares (amigo de los carmelitas, que los ha llevado a Rumanía) y numerosos fieles.

Todo el complejo llamado genéricamente ‘monasterio carmelita’ ha sido ideado para acoger a grupos de peregrinos devotos de la Madre de Dios y del profeta Elías y también para llevar a cabo tandas de ejercicios espirituales. Se encuentra a 15 Km. de Bacau, por la carretera de Moinesti, en el pueblo de Luncani, a 2 Km. hacia el bosque. La casa de acogida dispone de 20 habitaciones, sala de conferencias, comedor y salones para diversos grupos. La situación en una zona de bosques permite un clima de recogimiento, de contacto con la naturaleza y también ofrece la posibilidad de largos paseos.

.


FOTOGRAFÍAS DE LA FUNDACIÓN DE RUMANÍA
 

   
 
   
   
   

.


EL ICONO DE LA MADRE DE DIOS DEL MONTE CARMELO
 

Este icono, que es original, representa la espiritualidad mariana carmelita en u n contexto religioso y cultural en conexión con la Ortodoxia. Combina las tradiciones bizantinas y carmelitas y evoca la imagen del Carmelo y de la Señora del Lugar. Contiene algunas características, tales como el ‘manto’, que es un signo oriental de protección.

María sostiene con su mano derecha una parte del manto con el que cubre a sus siervos, hombres y mujeres de la Familia Carmelita del siglo XX, representantes de una humanidad nueva con una actitud visible de felicidad y de oración: Beato Tito Brandsma, testigo de la lucha por la libertad frente a toda forma de absolutismo; Beato Isidore Bakanja, humilde testigo de su fe; Santa Teresa Benedicta de la Cruz (Edith Stein) símbolo del encuentro entre cristianismo y judaísmo; Anicka Zelikova, terciaria carmelita, que se movió en el campo de la bioética. Todos ellos pudieron vencer el mal y se enfrentaron a los horrores de la violencia humana porque encontraron refugio en su Madre y con Ella en su Hijo, el Salvador.

Podría decirse que a través de icono se oye la voz del Profeta Elías desde el Monte Carmelo con la frase: "zelo zelatus sum pro Domino Deo exercituum" y de esta manera conecta con las dos figuras inspiradoras del carisma carmelita. El escudo carmelita, notablemente visible, recuerda la misión de la Familia Carmelita de extender el mensaje de María.

 

 

VOLVER A EL INDICE DE ESTE NUMERO
 


INDICE DE PÁGINAS WEB CARMELITAS
carmelites.info  |  carmelitas.info  |  carmelitani.info