n. 3   julio - septiembre 2004


.

El Carmelo de Filipinas Pasa a Ser Comisariado General

Después de 48 años de presencia Carmelita en Filipinas, el Prior General con el consentimiento de su Consejo General de la Orden, aprobó la creación de un Comisariado General en Filipinas. El Prior General hizo público el decreto de la erección canónica el 16 de julio, 2004.

Fue fundado por la Provincia de Holanda en 1950, cuando el Prior Provincial, P. Brocard Meyer, O.Carm., viajó a Filipinas en busca de lugares para establecer la Orden en las islas. La Provincia aceptó finalmente la invitación del Obispo de Dumaguete de hacerse responsable de la parte norte de la Diócesis, la Isla de Negros. Los Padres Carmelitas Richard Vissers, Wirenfried Wiesters y Theodulph Vrakking llegaron a la isla el 16 de mayo de 1958.

El comienzo de la misión de la Provincia Holandesa en Filipinas se relaciona con la situación política de la República de Indonesia a finales de 1950. En ese tiempo era difícil para los Carmelitas holandeses entrar en la República de Indonesia debido a las luchas de los indonesios por su independencia contra Los Países Bajos, colonizador del Archipiélago indonesio.

Al mismo tiempo el Prior Provincial buscaba un lugar cerca de la República de Indonesia donde los Carmelitas holandeses que vivían en Indonesia pudieran ir, si surgía una emergencia y tuvieran que salir de Indonesia rápidamente.

Se estableció un Seminario en 1965 en Escalante y hacia finales de 1960 los Carmelitas formaron parte de la Diócesis de Surigo, Manila, e Iligan.

Durante 1970 los Carmelitas siguieron actuando en el ministerio parroquial, escuelas, colegios y universidades y también en grupos de acción social y programas de obreros.

En 1980 hubo un enorme aumento del número de lacios asociados a la Orden y se abrió el Titus Brandsma Center (Centro Tito Brandsma) en Manila. Desde 1990 el Comisariado Provincial ha estado trabajando para llegar a ser un Comisariado General. Se pusieron en marcha una serie de estrategias para conseguirlo.

El Prior General y su Consejo aprobaron el Comisariado General en su 130º sesión del 28 de mayo de 2004. El P. Antonio de la Cruz, elegido Comisario Provincial, fue nombrado el primer Comisario General del Comisariado de Filipinas. Los Padres Christian Buenfe, Reynold Caigoy y Roberto Noel Rosas serán Consejeros. Todos los otros cargos del Comisariado se han vuelto a nombrar. El Prior General ha convocado el primer Capítulo del Comisariado para que empiece el 14 de febrero de 2005. Los cargos comisarios nombrados ejercerán su oficio hasta entonces.

El P. Antonio de la Cruz, en una carta al Comisariado, urgió a todos a participar, con una preparación, tanto personal como comunitaria, en este acontecimiento histórico. El programa, Preparación espiritual para la independencia, es un proceso en el que se comparte y se profundiza en el descubrimiento, los redescubrimientos, las recuperaciones y disposiciones, las apreciaciones y reafirmaciones, lecciones y correcciones, reflexiones y oraciones, esperanzas y deseos.

El Comisariado tiene cinco casas canónicamente erigidas, con 32 hermanos profesos solemnes, 14 profesos simples y dos novicios. Hay cinco postulantes y 22 miembros estudiando filosofía y otros 32 aspirantes que desean integrarse en un programa de formación Carmelita.

Han hecho un compromiso privado catorce laicos asociados.

Según las Constituciones (art. 177), los Comisarios Generales son una de las tres estructuras que están bajo la jurisdicción del Prior General. El Comisario General es Ordinario, con todas las facultades que el derecho canónico les confiere. La creación de un Comisariado General se considera un paso para llegar a ser Provincia. Actualmente las Constituciones (art. 182) exigen cuatro casas erigidas canónicamente y unos cuarenta religiosos profesos solemnes con adecuados medios de sostenimiento.

En la Orden los otros Comisariados Generales en este momento son el de "La Bruna" en la zona de Nápoles, Italia, y el de "Lusitaniae" que incluye a Portugal.


Algunas reflexiones sobre la creación del Comisariado General

" El sueño y la búsqueda de la independencia comenzó en la Asamblea del Comisariado del 1994 y se hizo un plan de seis años para conseguir la independencia. Presentamos nuestro plan a la Provincia Holandesa y al Capítulo de Los Países Bajos y fue unánimemente apoyado por la Provincia madre", declara el P. Antonio de la Cruz, primer Comisario General de Filipinas.

" Queremos construir un Carmelo contemplativo, profético y filipino. Este es nuestro fin inmediato y abarca a cada uno de los aspectos de interés: vida comunitaria, formación, apostolado y gobierno."

Es una rica historia de presencia Carmelita que ha tenido hasta este momento.

Hubo retos a lo largo de los años. "La pobreza de la gente en Filipinas y la ley marcial del Presidente Marcos fueron verdaderos retos para los Carmelitas en Filipinas", dice el P. Tjeu Timmerman, actual Prior Provincial de la Provincia Holandesa. "Los Carmelitas expresaron su solidaridad con la lucha del pueblo contra la pobreza y con el movimiento de liberación de los pobres."

La Provincia Holandesa también se benefició. " Esta clara posición (de solidaridad) de nuestros compañeros carmelitas en Filipinas fue en verdad una inspiración importante para los carmelitas de la Provincia madre de Los Países Bajos. Ha contribuido mucho a la conciencia común en la Provincia en relación con el aspecto de la justicia y la paz y la integridad de la creación", dijo el P. Tjeu.

El futuro nos ocasiona una mezcla de sentimientos. El P. Sirenio "Toto" Jaranilla, O.Carm., prior de la comunidad de Teresa de Ávila en Manila , dijo: " Nos trae muchos temores. En primer lugar, tenemos que dejar el desinteresado apoyo ( que recibimos) de la Provincia Holandesa. Lo mismo que un niño que ha de aprender a andar, nosotros tenemos que dar el primer paso- transformándonos en un Comisariado General- La independencia es más agradable cuando tú aprendes de tus errores y fallos del pasado y confías en la guía y amor de Dios para el futuro de la Orden. Sin embargo, también nos trae un sentimiento de alegría."

"La Provincia Holandesa está contenta con el recientemente erigido Comisariado General independiente en Filipinas. Fue siempre deseo de la Provincia Holandesa que la comunidad Carmelita en Filipinas pudiera algún día sostenerse por sí misma. Ahora esto se ha hecho realidad. Es el proceso normal", dijo el Provincial holandés. "Esperamos que el Comisariado General independiente crezca muy deprisa y llegue a ser una nueva rama importante en nuestra Orden internacional. Está claro que el Comisariado General independiente tiene que construir su propio futuro. Confiamos que las buenas relaciones del pasado sean una garantía para un contacto e inspiración mutuos entre la comunidad Carmelita filipina y la comunidad Carmelita holandesa."

¿Y el futuro desde la perspectiva filipina? "De momento hay muchos sueños que quisiéramos llevar a cabo, como un niño que quisiera coger objetos de color, que él ve, y da estos primeros pasos cruciales", dijo el P. Sirenio.

También se da un repetido agradecimiento a la Provincia Holandesa por sus años de trabajo en Filipinas. "Nadie puede negar que la Provincia Holandesa, que nos ha estado guiando, ha sido nuestra mejor aliada y bienhechora en la Orden. Somos conscientes de que será difícil para nosotros ya que se nos ha separado de la Provincia Madre. Pero esta pena de la separación es sólo temporal al empezar tú a esforzarte y desafiarte a ti mismo en ir hacia delante y dejar a Dios que te dirija hacia cimas más altas. Después de todo, es Dios quien guía nuestro camino", reflexionó el P. Sirenio.

Para la Provincia Holandesa también se dan sentimientos encontrados. " Me siento orgulloso y feliz. Felicito al P. Tony de la Cruz y a todos los hermanos y hermanas que forman esta familia incondicionalmente. ¡Ha sido vuestro profundo deseo y al fin está ahí!", dijo el Carmelita holandés P. Nicoaas Hodstede. "No creo que cambie mucho mis relaciones con los carmelitas filipinos, ya que espero continuar apoyándoles con tanto gusto como lo he hecho siempre. Para la Provincia Holandesa en general es un gran reto. La parte más joven y con más empuje de la Provincia ha sido cortada. En general lo sentimos como una perdida."

Pero el sentimiento de pérdida también es una comprensión de que es un paso hacia adelar en el proceso natural de la vida. Dijo el P. Nicolás:" Somos como los padres que observan, con mezcla de sentimientos, a sus hijos adultos que se marchan de la casa para hacerse independientes. Esta independencia no es un problema, pero simplemente ¡no es fácil pasar de ser padres a abuelos!"

 


Programa de formación espiritual para la independencia

En octubre de 2003 los superiores (CP-CC o Comisario Provincial y Consejo Provincial) declararon una preparación espiritual de un año largo para la independencia venidera.

Cada una de las cinco comunidades tuvo jornadas regulares de reflexión, tanto personal como comunitaria, retiros y días de estudio. En diciembre de 2004 tendrá lugar un retiro para todos los miembros del Comisariado.

A continuación vienen los puntos principales del programa como indicó el Comisario General de Filipinas , P. Antonio de la Cruz, O.Carm.

Gobierno

+ Los superiores (CP-CC) se reúnen cada dos meses rotativamente en las diferentes comunidades del comisariado.

+ Todas las comisiones del comisariado, conferencias y equipos están trabajando activamente y se reúnen dos veces al año. Todos los miembros del comisariado están implicados en las distintas comisiones de trabajo, conferencias y equipos.

+ El Prior de la comunidad se comunica con el CP-CC y trabaja de cerca con ellos. La estabilidad financiera es también del mayor interés del comisariado.

+ Hay esfuerzos locales y la provincia madre nos dio la seguridad de su apoyo y continuidad financieros a través del "Fondo de independencia" para ayudarnos en los años de transición con el fin de que el nuevo Comisariado General pueda también tener más tiempo para construir su base económica (YCPF y desarrollo de Tierra).

Formación inicial

Tenemos buenas perspectivas para el futuro. Está aumentando el número de candidatos por nivel de formación. El Comisariado ha hecho de la Promoción Vocacional y la Formación Inicial su primera preocupación con vistas al futuro.

Apostolados

Cada vez se involucran más frailes en los nuevos apostolados del comisariado (Institutos de Espiritualidad, programa de medios de comunicación, ministerio del suelo así como la parroquia, Capellanía, escuela, ministerio con los sordos, ministerio joven y ministerio de acción social.) Hemos estado recibiendo invitaciones de otras diócesis y programas pero, debido a nuestro personal limitado, nos lo estamos tomando con calma y hacemos otras consideraciones antes que aceptar alguna nueva fundación dentro del país.

Vida comunitaria

Hay cinco comunidades habituales de frailes y laicos asociados.

+ Cada uno está realizando su propia tarea y papel en la comunidad y en el comisariado.

+ La formación permanente se integra en el programa de la comunidad a través del programa que también tenemos en el comisariado de amplias actividades y oportunidad de formación permanente.

+ Algunos Carmelitas filipinos están también siguiendo estudios formales y especialización como parte de la preparación y consolidación del nuevo Comisariado General.

+ La Familia carmelita en Filipinas tiene gran vitalidad y tiene mucho ánimo.
 



VOLVER A EL INDICE POR 2004  |  VOLVER A EL INDICE PARA ESTE NUMERO

 

INDICE DE LOS SITIOS WEB CARMELITAS
carmelites.info  |  carmelitas.info  |  carmelitani.info