n. 3   luglio - septiembre 2006


Entrevista al P. Yohanes Indrakusuma, O. Carm.

¿Cómo llegó a ser el fundador de dos grupos religiosos?

Yo no tenía intención de ser fundador de nada. Supe que era llamado a un modo de vida más contemplativa como carmelita. Siendo estudiante creí que sólo podría ir a Wolfnitz (Wolfnitz era una comunidad internacional Carmelita situada en Australia cuyos miembros seguían un estilo de vida eremítico). Fuí ordenado en 1967 y en 1968 marché a Roma para realizar más estudios. Permanecí en San Alberto durante un año para mi licenciatura en teología en la Gregoriana (en ese tiempo todavía era posible obtener la licenciatura en un año pasando el exámen). Había esperado poder ir a Wolfnitz durante mi estancia en Europa, pero cuando vine en 1968 estaba cerrado. Cuando estuve en Francia (julio 1969 – abril 1973) permanecía conmigo el deseo de una vida más silenciosa y contemplativa y se hacía más fuerte tal deseo.

Volví a Indonesia y enseñé teología dogmática y espiritualidad en el seminario de Malang. La vida solitaria me atraía cada vez más. Finalmente pedí al provincial permiso y en 1975 el Provincial con su Consejo me lo concedieron. Pero tenía que continuar enseñando en el seminario. Así que dos días a la semana debía enseñar teología y el resto del tiempo vivía en soledad. Sin embargo, hubo una reaccción contra mí. Como compromiso empecé en Ngroto, cerca de Batu. Permanecí solo hasta 1982.

El primer lugar estaba situata en una carretera principal. Este lugar estaba bastante retirado y pensé que la gente no podría venir con facilidad. Pero, de hecho, venía más gente.

¿Cómo le surgió la idea de establecer una Congregación femenina, Putri Karmel?

Al principio cuando visitaba Ngroto, un sacerdote carmelita, P. Brocardus Jayus, me sugirió que abriera este modo de vida a las mujeres. Pero no reaccioné. Después hubo una hermana de la Congregación de la Divina Providencia que vino a visitarme junto con otra joven. Ellas se sintieron atraídas por este modo de vida. Finalmente ella recibió permiso de su superiora para analizar más esta vida. La hermana era muy insistente y por fin vino para estar con otra hermana y otras tres jóvenes. (incluyendo la actual Superiora General de Putri Karmel, H. Justini Kesuma). Comenzamos la andadura. Después de tres meses una se marchó y la hermana original también. Pero vinieron otras. La Congregación fue abierta oficialmente por el Provincial de Indonesia en 1982.

Debe de ser difícil ser eremita con todos estos sucesos a su alrededor, ¿no es así?

Otro giro en mi vida fue que quería vivir solo y todas esas personas me estaban interrumpiendo mi soledad. Así que un día, cuando me quejaba al Señor, le escuché a Él decirme en mi corazón: "Yohanes, ¿qué es más importante, tus deseos o mi voluntad?"

Antes de este momento fue siempre difícil porque las personas estorbaban mi soledad. Desde entonces recibí a la gente en paz. Ahora hay 109 hermanas en la Congregación.

¿Cómo dio comienzo la Congregación masculina de Carmelitas de S. Elías?

En el año 1985 comenzó el grupo de hombres con tres jóvenes. En este tiempo no sabíamos cómo tratar con ellos. Siendo realistas se deberían haber incorporado a la Orden. Pero el Capítulo dijo que tenían que ir todos a un noviciado común. Hubiera sido muy difícil incorporarlos en la Provincia y no pudieron estar bajo el Prior General.

Después de un discernimiento con los jóvenes, decidimos hacer una asociación pública separada. Esto sucedió en 1986. Ahora estamos en proceso de ser una congregacion diocesana. Ahora mismo hay 63 hombres en la congregación.

¿Qué formacion tienen los miembros?

Es interesante que entre los hermanos y hermanas, pero especialmente las hermanas, la mayoría tienen títulos universitarios y alguna experiencia laboral. Ellos tienden a venir de las ciudades y no de los pueblos. La formación para las hermanas se hizo al principio con la ayuda de una maestra de novicias Franciscana. Ella permanecía durante dos años para lograr un sólido programa de formación en el lugar.

¿Cuál es el tipo de vida de estas dos congregaciones?

Hay dos estilos de vida dentro de los grupos masculino y femenino. Una parte de los miembros son eremitas. Otro grupo constituye las comunidades base. Son contemplativos pero con algún apostolado. Pueden dar consejo, retiros, seminarios u ofrecer oraciones por las personas.

También se dedican a algo de tipo itinerante ya que estamos empezando a llevar el apostolado a otros lugares. En los últimos nueve años los indonesios que viven en el extranjero han invitado a los hermanos y hermanas a que vayan para hacer retiros y talleres en los países donde ellos viven ahora.

¿Cómo están estructuradas las dos congregaciones?

Bien, las hermanas tienen sus propias superioras. Mi papel es realmente ser un apoyo. Nosotros tenemos ocasionalmente algún encuentro. Quieren que me involucre en más temas, entre otros en materias económicas.

Los hermanos tienen sus propios superiores locales. Con ellos actúo, incluso, como su superior mayor. No obstante, sólo uno del grupo original de hermanos permanece con nosotros.

Desafortunadamente, enfermó y murió bastante joven. El comienzo de los hermanos no ha sido tan estable como el de las hermanas.

Después de seis años se me mandó dejar a las hermanas valerse por sí mismas, pero ellas crecieron bien y siguen creciendo a un ritmo constante hasta hoy. Muchas de las dificultades vinieron porque nosotros estábamos haciendo algunas cosas totalmente nuevas.

¿Cuál es el futuro?

Para las hermanas el futuro es bastante claro. El futuro de los hombres aún no se ve tan claro. Sin embargo, considerando la existencia de los hermanos hay esperanza para el futuro. Trabajaremos sobre todo en la formación de delegados y guías laicos pero también para los religiosos. La formación espiritual para los sacerdotes está siendo muy necesaria en Indonesia y estamos discerniendo si el Señor nos llama en esa direccion. Hemos empezado con la formacion de los guías laicos entre nuestra comunidad laica y preveo ampliar el alcance de esta formación para que abarque a otros guias laicos también. Pero vacilo al tratar de decir lo que el futuro traerá ¡porque el Señor siempre parece tener sorpresas para mí!

Hay otros dos sacerdotes conmigo ahora mismo, pero ninguo de la Congregacion Carmelita de S. Elías aún. Durante estos años el Señor mandó sacerdotes para ayudarme en el centro y en la formación. Dios quiera que tengamos una ordenación este año (2006) y en los próximos. Sería una ordenación para la diócesis. Una vez que seamos congregación diocesana podríamos tener sacerdotes ordenados para la Congregacion.

Ciertamente el mundo necesita silencio, soledad y tiempo para la reflexión.

Nosotros tenemos un hermoso lugar- montañas, bosque- y necesitamos compartir eso con los sacerdotes. No tenemos interés en compartir nuestras vidas sólo con carmelitas, sino con algún sacerdote que necesite algún tiempo de silencio. Eso sería mi sueño.

Las hermanas están siendo ahora invitadas a dar retiros a otras congregaciones Esto es un gran cambio que se está dando. Al principio nuestras hermanas dependían del clero y de otras congregaciones de hermanas. Sin embargo esto ha cambiado.

Se me pedía dar retiros pero era llegó a ser demasiado peso para mí. Así una vez ofrecí mandar a "mis ayudantes"- no me atreví a decir "las hermanas pueden ir"- que están bien formadas en el campo de la espiritualidad. Las hermanas fueron y tuvieron gran éxito. Esto hizo que desaparecieran los prejuicios negativos.

¡Algunas veces debes recurrir al sistema de ‘ventas’ que va conoces!

Ahora los hermanos y hermanas tienen que limitar el trabajo. No podemos responder favorablemente a todas las peticiones. Por esa razón, Dios lo quiera, planeamos tener un curso de formación para formadores, un curso participativo de dos meses.

Esperamos llevar a esas personas una experiencia real de Dios y hacerles profundizar más en su experiencia religiosa. El curso está basado en la doctrina de los santos Carmelitas y en la espiritualidad de la Renovación Carismática, como la sanación interior o la sanación de los recuerdos, los dones del Espíritu Santo, etc.

¿Cuánto influye la renovación en lo que hace?

Tendría que decir que mi ninisterio es inconcebible sin la experiencia carismática. Para allanar un terreno de un sitio accidentado para edificar tú puedes usar palas. Pero te llevará mucho tiempo. Nosotros usamos una motoniveladora, la Renovacion Carismática. Es más rápido y podemos edificar con mayor facilidad. Pero para construir el edificio en sí no usamos una motoniveladora sino herramientas más finas, como mencioné antes, la espiritualidad Carmelita. Nuestros miembros toman su inspiración de la herencia espiritual del Carmelo perpetuada en la historia por los grandes santos de la Orden.

¿Cómo ha afectado la renovación carismática a su vida?

Reflexionando después de casi 30 años realizando esto, estoy contento de haber conocido la renovacion carismática a través de la teología más que por la experiencia agitada. Después de mi experiencia con las personas, puedo distinguir claramente entre los aspectos teológicos de la renovacion y su expresion sociológica. El contexto teológico es que necesitamos el poder del Espíritu Santo para vivir como cristianos. Los contenidos teológicos de la experiencia de la efusion del Espíritu Santo es una experiencia del Dios vivo y tener un encuentro real con el Jesús vivo. Este es el gran don de la renovación a la Iglesia. ¿Por qué se nos ha de privar a los carmelitas de ello?

Para poder predicar con convicción se necesita de los dones del Espíritu Santo y estar bajo su acción. Los dones no son los fines sino los medios. Por ejemplo, estoy agradecido por haber conocido a S. Juan de la Cruz antes de conocer la Renovación Carismática. Pero esta presencia del Espíritu Santo es necesaria para todo cristiano, sin reparar en su vocación particular.

El aspecto sociológico es la expresión exterior. Las personas lo expresan de modos diferentes- la mayoría de las veces según su cultura-. Desafortunadamente muchas personas no distinguen entre los dos aspectos y esto es motivo de grandes problemas dentro del movimiento.

¿Hay también una comunidad laica?

Nuestro grupo laico, la Comunidad de la Santísima Trinidad, está formada por 541 "celdas" con 5651 miembros, jóvenes y mayores. El número mínimo de miembros por celda es de cuatro y el máximo de 16. Después ellos tienen que dividirse como un organismo vivo que continúa dividiéndose.

Los miembros originales formaron parte en un retiro que fue una experiencia fuerte para muchos. Experimentaron la renovación y conversión en sus vidas. Jesús llegó a ser una persona real y viva para ellos. Muchos continuaron esta experiencia empleando más de una hora diaria en la oración y lectura de las Escrituras.


P. Yohanes Indrakusuma, O. Carm. (Foto por cortesía de Putri Karmel)

Miembros de la Congregación de Putri Karmel en Cikanyere, Java. Comenzada en 1982 por la Provincia de Indonesia, la Congregación cuenta hoy con 109 hermanas en distintos países. (Foto por cortesía de Putri Karmel)

Un santuario mariano - Las Congregaciones trabajan para promocionar la tradición mariana de la Orden Carmelita - . Varias de estas áreas se pueden usar para la meditación y oración privada y también para grandes grupos. (Foto por cortesía de Putri Karmel)

Una suora de Purti Karmel en su ermiterio. (Foto CITOC)

Algunos ermiterios de los hermanos de Carmelitas Sancti Eliae (Foto CITOC)



VOLVER A EL INDICE POR 2006  |  VOLVER A EL INDICE PARA ESTE NUMERO


INDICE DE LOS SITIOS WEB CARMELITAS

carmelites.info  |  carmelitas.info  |  carmelitani.info