n. 4   octubre - diciembre 2005


El p. Joachim Smet, O. Carm., Celebra sus 90 años de vida
Profesor, historiador y escritor

El 9 de octubre el P. Joachim Smet celebró discretamente su 90 cumpleaños con la comunidad y amigos en el CISA (Colegio Internacional de S. Alberto) en Roma- lugar que ha sido su casa durante casi seis decenios.

"Discretamente" es la palabra que describe lo que ha sido la vida del P. Joachim. Aparte de haber ejercido el cargo de Asistente General por un período de seis años, él ha trabajado sin hacer ruido, oficialmente desde 1947, para investigar y escribir la historia más completa que existe de la Orden. Ha sido una labor hecha sin mucha fanfarria.

El P. Joachim no atribuye su vocación al Carmelo a nadie más que a Sta. Teresa de Lixieux. Hizo su primera comunión el 17 de mayo de 1925, día en que Teresa fue canonizada. Después hizo el examen para la beca para el Seminario Menor Carmelita en Niágara Falls, Canadá y se le notificó el 17 de mayo que había conseguido dicha beca. En aquellos años de crisis económica en los Estados Unidos el único modo posible que tenían sus padres para enviarle a una escuela católica era por una beca.

Al pedirle que diera la identidad de su personaje favorito en la historia carmelita, dice: "No tengo ninguno realmente". Cuando se le pide que identifique a un carmelita siente que no ha recibido su merecido reconocimiento. Dice: "Prácticamente ningún carmelita consiguió ser una gran figura – todos pasaron de puntillas".

Pero el P. Joachim se había codeado con uno de los más famosos carmelitas de nuestro tiempo, el Beato Tito Brandsma. Durante una de las giras de conferencias por las dos Provincias Americanas en 1935, el Beato Brandsma estuvo presente en la primera profesión de Joachim en la capilla carmelita de Niágara Falls.

La madre de Joachim, belga, dedicó parte de su visita a Niágara Falls a la profesión de su hijo. Dio un paseo alrededor de la entrada en frente del colegio hablando con el P. Tito en flamenco.

El P. Titus Brandsma es uno de los cinco únicos carmelitas que firmaron el documento de la profesión del P. Joachim. Éste te mostrará muy contento el papel si le das un poco de tiempo para buscarlo entre las hojas que cubren toda una pared de su habitación. "Realmente lo debería enmarcar", dice de su documento de profesión.

El proyecto de toda la vida del P. Joachim comenzó con bastante deliberación. "Había abrigado en mi mente la idea de escribir una historia de la Orden cuando estaba en teología en Niágara. En el noviciado leí el Analecta".

Pero no fue hasta el Capítulo General de 1947 cuando el proyecto fue legitimado. "Alguien se puso en pie y dijo: ‘¡Eh!, deberíamos conseguir una historia de la Orden’ a lo que el P. Matt O’Neill (en aquel entonces Prior Provincial de la Provincia PCM) dijo: ‘Tengo justo el tipo que lo hará’. Era yo el último de a bordo en New Baltimore en aquel tiempo. Me dijeron que me iría a Roma. Era el tiempo de la transición del gobierno italiano y el P. Matt O’Neill dijo ‘Si gana el Comunismo te quedas en casa.’ Llegué los últimos días de abril de ese año". Él sigue allí 57 años después, trabajando todos los días.

Habiendo sido siempre un hombre activo, el 31 de julio de 2003 le tuvo que ser implantado un triple by-pass. "Nunca olvidaré ese día. Me quedé sin aliento alguno. Nunca he recuperado mi energía. No puedo ya caminar como lo hacía y duermo mucho".

Luego, después de una breve pausa, añade con una risita contenida: "Por supuesto tengo 90 años y he de enfrentarme a ese hecho uno de estos días".

Para el P. Joachim la historia es un instrumento para criticar el presente. "Los problemas que la Orden tiene hoy no son nada comparados con los que hemos tenido en el pasado. En un momento, hacia los años 1880 por ahí, hubo unas 200 personas en toda la Orden."

Él dice que hubiera preferido vivir en el siglo XIX. "Era la Revolución Industrial y los trabajadores no lo tenían nada fácil. Sin embargo la vida era más sencilla. Era más tranquila. La vida era mucho más pacífica. Ahora no hacemos más que decir lo que necesitamos, lo que a toda costa debemos tener. Con toda franqueza somos la generación más confortable ¡pero todas nuestras comodidades hacen ruido! Hemos tenido maravillosos inventos en mi tiempo de vida, pero ¡cuántos han sido usados para destruir el mundo! No ha sido un siglo demasiado bueno de muchas maneras.

Antes de que se concluyese la entrevista, el P. Joachim volvió a la cuestión de su carmelita favorito en la historia. Inclina su cabeza ante Cyril Knoll, carmelita alemán del siglo XIX que salió de su monasterio de Straubing para implantar el Carmelo en los Estados Unidos. "Knoll tuvo muchos defectos. No prestó atención a nadie. No atrajo a nadie hacia el Carmelo mientras vivió. Pero cuando se retiró a Scipio, Kansas, durante los últimos 20 años de su vida, nadie tuvo noticia de él. Y, sin embargo, fue realmente el responsable de la creación de la Provincia PCM."

Hay un poco del retirado Cyril Knoll en el P. Joachim. Durante años se ocultó en el CISA (Colegio Internacional de S. Alberto), trabajando con discreción sin parar. Muchos carmelitas nunca se han encontrado con él a pesar de que podían reconocer su nombre por algunas de las charlas durante el noviciado. No obstante, él es responsable de una de las grandes contribuciones a la Orden en el siglo XX.

Ad multos annos!


1) El P. Joachim Smet se prepara a cortar su tarta de cumpleaños al reunirse los miembros de la Curia y amigos de la zona de Roma para celebrarlo con él. El P. Joachim tiene experiencia cortando tartas de cumpleaños – éste era su 90 cumpleaños. (Foto de CITOC)

2) El P. Titus Brandsma es uno de los cinco únicos carmelitas que firmaron el documento de la profesión del P. Joachim.


XXVI Encuentro Regional de la T.O.C. de la Campania (Comisariado General de la Bruna – Nápoles)

El día 9 de octubre de 2005 se celebró en Nápoles el XXVI Encuentro Regional de la T.O.C. del Comisariado General La Bruna, reuniendo a unos trescientos terciarios carmelitas laicos de toda la región de la Campania (zona de Nápoles). El tema del Encuentro era "En oración con María, contemplando la Eucaristía fuente de santidad" que desarrolló el P. Padre Carlo Cicconetti, Vicegeneral de la Orden. El Presidente Regional dio un saludo a todos los presentes. Hubo un tiempo para intercambiar informes. El Encuentro, que comenzó a las nueve de la mañana, se desarrolló en una primera parte en el salón de las Hermanas Angélicas del complejo monumental de San Egidio de Nápoles. Después de la comida, todos se dirigieron en peregrinación a la cercana Basílica del Carmine Maggiore para la celebración de la Eucaristía, presidida por el P. Carlo Cicconetti y asistido por el P. Alfredo Di Cerbo, Comisario General y el P. Francesco Sorrentino, Responsable del Laicado Carmelita del Comisariado General.


 

 


 

 


 

 


 

 



VOLVER A EL INDICE POR 2005  |  VOLVER A EL INDICE PARA ESTE NUMERO


INDICE DE LOS SITIOS WEB CARMELITAS

carmelites.info  |  carmelitas.info  |  carmelitani.info