n. 4   octubre - diciembre 2005


La ONG Carmelita participa en la 58ª Conferencia anual DPI/ONG

Tres miembros de la ONG Carmelita participaron en la 58ª conferencia anual de DPI/ONG (aquellas ONGs afiliadas con el Departamento de Información Pública de la ONU) del 7 al 9 de septiembre, 2005 en la sede central de la ONU en Nueva York. Se estima que la Conferencia, titulada Nuestro reto: Voces para la paz, asociación y renovación, congregó a unos 2.000 representantes de ONG y socios de otras sociedades civiles de más de 80 países. Hay 1.400 ONGs afiliadas al Departamento de Información Pública de la ONU.

La conferencia pretendía dar a conocer públicamente el informe del Secretario General de la ONU, Kofi A. Annan, titulado En más amplia libertad: Hacia el desarrollo, la seguridad y los derechos humanos para todos, que indica la agenda para la Cumbre Mundial 2005 la cual comenzaría la semana después de la conferencia de la ONG. Fue una oportunidad para que las ONGs expresaran sus opiniones sobre la puesta en práctica de los Objetivos del Desarrollo del Milenio (MDG), paz y seguridad, derechos humanos y fortalecimiento de las Naciones Unidas.

La H. Helen Ojario de la Congregación de Nuestra Señora del Monte Carmelo pudo asistir a pesar de haber sido evacuada de Nueva Orleáns a causa del huracán Katrina. También asistieron el H. Hariawan Adji, miembro de la Provincia de Indonesia, y la Sra. Verónica Treanor Heekin, miembro de la Tercera Orden de la Provincia de S. Elías en los Estados Unidos (ver el artículo).

Aunque la conferencia estuvo cerrada al público general, un sitio web interactivo posibilitó que los activistas sociales de todo el mundo participaran en el diálogo de los asuntos. Se lanzó un área de diálogo online (via internet) cuatro semanas antes de la conferencia para estimular un intercambio de ideas antes del acontecimiento real.

Además de siete sesiones plenarias y tres mesas redondas, hubo 30 Talleres Interactivos respaldados por asociaciones y coaliciones de ONG de todo el mundo con la participación de representantes de gobiernos, de organizaciones intergubernamentales y de sociedades civiles. Los temas de los talleres se centraron en cuatro grupos del informe del Secretario General: Libertad desde la necesidad (dos sesiones), Libertad desde el temor, Libertad para vivir con dignidad y Fortalecimiento de las Naciones Unidas. La Conferencia también posibilitó la sesión de contacto temático de los representantes de ONG. Hubo otras iniciativas como proyectos de medios de comunicación y exposición que sondearon las voces de ONG en la puesta en práctica de la agenda de la Cumbre Mundial 2005.

¿Tiempo de transición para la ONU?

Al seguir la Asamblea General a la Cumbre Mundial 2005, ministros de todo el mundo denominaron el resultado de la Cumbre como "decepcionante", pero insistieron en que debería continuar la reforma de la táctica de los organismos de las Naciones Unidas. Los Estados Miembros fueron urgidos a mantener el momento generado por la Cumbre, que, a pesar de sus limitados resultados, había respaldado la llamada del Secretario General Kofi Annan a revitalizar la Organización de sesenta años por la reforma del Consejo de Seguridad; crear uno nuevo, un más eficaz cuerpo de derechos humanos y dar luz verde a una nueva Comisión de Construcción de la Paz que desarrollaría estrategias de conjunto para la reconstrucción de los post-conflictos.

El actual Secretario General ha acentuado continuamente la necesidad de fortalecer la voz de las ONGs en la ONU. Reconociendo que se pretendía que la Sociedad Civil fuese uno de los pilares de la ONU en su fundación, el Sr. Annan ha trabajado para consolidar el procedimiento para la admisión de las ONGs y también el proceso de la revisión anual de las ONGs afiliadas. También repetidamente ha insistido en que las ONGs son los ojos, los oídos y las manos de la ONU en muchas partes del mundo.

Propuesta de la Comisión de Construcción de la Paz

A partir de mediados del 2005 había un total de diez "guerras mayores", inflingiendo 1.000 muertes por año en el campo de batalla, y 24 conflictos "menores" según las fuentes de ONG. El setenta y cinco por ciento de las personas muertas o heridas en las guerras no son combatientes.

El año pasado fue testigo de una oleada sin precedentes de operaciones de mantenimiento de la paz en las Naciones Unidas logrando esperanzas y perspectivas de dar fin a conflictos y traer la paz a países en guerra.

Actualmente la ONU está involucrada en 16 operaciones de mantenimiento de la paz. No obstante, la mitad de todos los países que salen de la guerra vuelven a caer en la violencia en cinco años.

El Secretario General ha propuesto el establecimiento de una intergubernamental Comisión de Construcción de la Paz. La responsabilidad primaria de esa Comisión sería armonizar las actividades de construcción de la paz a través del sistema unilateral, reuniendo a los diferentes actores regionales e internacionales implicados y posibilitar un foro para compartir información sobre sus respectivas estrategias de los post-conflictos. Como organismo consultivo la Comisión de Construcción de la Paz informaría al Consejo de Seguridad y al Consejo Social y Económico (ECOSOC). La Comisión estaría compuesta por un número igual de Estados Miembros del Consejo General y del ECOSOC, mayor grupo colaborador y Estados donantes y más actores regionales y nacionales.

Una Comisión de Construcción de la Paz de este tipo llenaría el vacío en el sistema de la ONU ya que no hay un mecanismo vigente que asegure la paz sostenible y que dirija de hecho los retos a los que se han de enfrentar los países en transición de la guerra a la paz.

Derechos Humanos- Intervención humanitaria

Las controversias en torno a la intervención humanitaria se encuentra en la tensión entre dos de los valores fundamentales de los Estatutos de las Naciones Unidas: asegurar el respecto hacia los derechos humanos fundamentales y el respeto de la soberanía de los estados y la no intervención en los asuntos internos. Sin embargo, en casos como Somalia, Haití, República Democrática del Congo, Liberia, Costa de Marfil y Kosovo, donde hubo graves y masivas violaciones de los derechos humanos, el Consejo de Seguridad de la ONU intervino.

Aunque las violaciones de los derechos humanos con frecuencia provocan disputas internas, las solas violaciones no siempre son consideradas como una amenaza de la paz y seguridad internacional por lo que no se ve necesaria la acción de algún tipo del Consejo de Seguridad. Para evitar las violaciones contra los derechos humanos se estableció la Comisión sobre los Derechos Humanos. La eficacia de este organismo se cuestiona y se mina continuamente por su credibilidad y profesionalismo en declive ya que el uso que hace de sus miembros es para protegerse contra la crítica.

Por estas razones el Secretario General propone que un mayor Consejo de Derechos Humanos reemplace a la Comisión sobre Derechos Humanos existente. El nuevo Consejo, con más autoridad para investigar las violaciones y hacer cumplir conforme a la Declaración de los Derechos Humanos, podría jugar un papel crucial en los sistemas de alerta precoz y prevención de conflictos.

El papel de las ONGs y la Sociedad Civil

Durante los últimos años las ONGs han jugado un papel clave en fomentar cambio político y promover las políticas de desarrollo sostenible. Son las organizaciones que estarán haciendo la parte más importante del trabajo necesario para alcanzar los Objetivos del Desarrollo el Milenio.

El Secretario General ha reconocido el creciente papel importante de las ONGs y ha instituido un proceso de revisión y revitalización de las relaciones entre la ONU y los actores de la sociedad civil. El Informal General Assembly Hearings, en junio 2005 dio lugar a un momento histórico ya que las ONGs tuvieron la oportunidad de declararse por la participación aumentada y fortalecida de la más amplia sociedad civil en el sistema de la ONU.

Como parte de este papel más significativo, la Millennium + 5 NGO Network (Cadena de ONG Millenium +5) condujo una serie de consultas y publicó un informe titulado No escatimaremos ningún esfuerzo, que contiene las opiniones y recomendaciones de la sociedad civil para presentar en la Cumbre 2005.


Reflexiones de un Carmelita en una Conferencia de ONG

La primera vez que llegué al edificio de la ONU en Nueva York para inscribirme me sorprendió mucho ver a muchas personas en fila. Algunas eran muy mayores, otras eran de mediana edad y muy pocas eran jóvenes. Descubrí que algunas eran señoras mayores con el pelo corto y llevando una cadena con una cruz. Hablé con ellas y se presentaron como hermanas católicas. Me dijeron que habían otras muchas religiosas que participaban en la conferencia.

Uno de los temas de la primera sesión es sobre el papel de las ONGs. Una ONG es una organización sin afán de lucro fundada por miembros de la sociedad civil. Pero realmente hay muchas ONGs que se fundan para recoger dinero. También hay muchas ONGs fundadas por los gobiernos. Sus intenciones no son ciertamente puras. Las ONGs fundadas para conseguir dinero no trabajarán para las personas sino para ellas mismas. Por supuesto, estarán de parte de quien les de más dinero. Su definición de la justicia y la paz estará basada en la suma de dinero. Las ONGs fundadas por los gobiernos consiguen sus fondos del gobierno. De este modo no estarán de parte de la sociedad civil sino de parte del gobierno cuando hay conflicto. Me encontré algunas de estas ONGs gubernamentales en la conferencia. Estaban muy enfadadas y pusieron objeciones cuando los conferenciantes criticaron a los gobiernos.

Sé que llegar a ser una buena ONG no es fácil ni seguro. El año pasado, Munir, uno de los activistas de ONG de Indonesia, fue envenenado cuando volaba a Holanda para asistir a un encuentro allí. La policía dijo que falleció por un ataque al corazón. No obstante, después de una diligente investigación, se descubrió que fue envenenado. Las personas dijeron que murió debido a su trabajo por la justicia y la paz. Algunas veces él discutía con el gobierno. Ahora su caso está en proceso, pero es bastante difícil que triunfe la verdad. Desde su muerte muchas ONGs que, por lo general, criticaban activamente al gobierno se han callado. La mayoría de los activistas tienen miedo de terminar como Munir. Si su miedo continúa siempre estoy seguro de que la justicia y la paz serán sólo un hermoso sueño para todos nosotros. Será realmente un sueño que no se hará realidad. ¿Entonces, de quién sino de nosotros depende?

La respuesta es nuestra. Nuestra vocación es seguir a Jesucristo, no sólo en su gloria sino también en su lucha contra los poderes injustos. Él se arriesgó a discutir y luchar contra los escribas y fariseos que echaban cargas sobre el pueblo (Lc 11,37-54). No se preocupó de si ello suponía un riesgo para su vida. Lo que él hizo fue ayudar a los débiles y hablar la verdad. Nosotros, como seguidores suyos, seguramente debemos imitar lo que él hizo. Debemos luchar por la justicia y la paz del mundo, sin tener en cuenta si corremos un riesgo.

Como carmelitas tenemos un muy buen ejemplo de ello en el profeta Elías. Su y nuestro lema de la Orden, Zelo Zelatus Sum Pro Domino, que supone trabajar duro por el Señor, puede ser una buena inspiración para nosotros para vivir nuestra vocación. Trabajar duro por el Señor también significa trabajar con empeño por los pobres y los débiles.

Pero ¿cómo hemos de hacer esto? Estoy seguro de que el trabajo de nuestra ONG carmelita no será el mismo que el de las ONG seculares. Nuestra espiritualidad, desde luego, influirá en nuestro trabajo. No sólo luchamos por la justicia y la paz (como lo que hacen las ONGs seculares) sino que luchamos por nuestro amor al Señor. Y estoy convencido de que el resultado será mucho mejor.

Hariawan Adji, O. Carm.
Provincia de Indonesia



VOLVER A EL INDICE POR 2005  |  VOLVER A EL INDICE PARA ESTE NUMERO


INDICE DE LOS SITIOS WEB CARMELITAS

carmelites.info  |  carmelitas.info  |  carmelitani.info